martes, 3 de junio de 2014

Sanlúcar se va al Rocío

Como cada miércoles anterior al Lunes de Pentecostés, la Real e Ilustre Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Sanlúcar de Barrameda parte hacia la aldea almonteña de El Rocío. Lo hará tras la tradicional misa de romeros a las ocho de la mañana en la calle San Jorge.

Será oficiada por don Ángel Pérez del Yelmo, párroco de Santo Domingo y director espiritual de la Hermandad, y concelebrada por don Juan Mateo Padilla, párroco emérito de Santo Domingo, y don José González de Quevedo Álvarez. Participará en la misa nuestro Director Espiritual D. Ángel Pérez del Yelmo y concelebrada por D. Juan Mateo Padilla y D. José González de Quevedo Álvarez. Será cantada por el Coro de Nuestra Hermandad.

Una vez concluida la misa de romeros, el simpecado de Sanlúcar saldrá para embarbar en Bajo de Guía, uno de los momentos más emotivos del camino para los romeros sanluqueños, realizando el siguiente itinerario: San Jorge, Ancha, San Juan, Ruiz de Somavía, Banda Plaza, Avenida del Cerro Falón y Avenida de Bajo de Guía.

Tras Sanlúcar, embarcará El Puerto de Santa María y Jerez de la Frontera.

Con más de 4500 hermanos, la Hermandad del Rocío de Sanlúcar es la que más hermanos cuenta de todas las hermandades de penitencia y de gloria de la ciudad, y es una de las más numerosas y señeras de todas las filiales rocieras. Tiene sus orígenes en el siglo XV, aunque de forma oficial nació en el siglo XVII, ocupando el quinto lugar entre las 112 hermandades filiales rocieras. Llegó a ser la segunda más antigua, sólo detrás de Villamanrique, pero las mareas impidieron algunos años que la Hermandad pudiera cruzar el río, perdiendo el puesto de antigüedad que tenía. Por esta razón, la Matriz de Almonte le concedió a Sanlúcar en 1680 el báculo por el cual si un año no podía ir al Rocío, no perdía el quinto lugar que ostentaba, siendo, de este modo, la única filial que posee tal distinción.