lunes, 22 de septiembre de 2014

El parecido del Huerto y el palio de Jesús Despojado de Sevilla

El imaginero y escultor Antonio Eslava Rubio (1909-1983) ha sido uno de los artistas más prolíficos de la Semana Santa andaluza, con muchísimas imágenes repartidas por los cuatro puntos cardinales de Andalucía.

De hecho, Sanlúcar de Barrameda puede dar fe de ello. El artista de Carmona talló para la Ciudad de la Manzanilla las imágenes de Nuestra Señora de la Victoria en 1969 -dolorosa de la Burrita-, Nuestro Padre Jesús Cautivo en 1949 y María Santísima de la Estrella en 1950 -los dos titulares del Cautivo- y Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto en 1948.

Sobre esta última obra les vamos a hablar. Considerada, incluso por el propio autor, como su obra maestra, el Señor Orante del Huerto de Sanlúcar es sin duda la mejor imagen moderna de las que procesiona en la Semana Santa de Sanlúcar de Barrameda. Cuentan que Antonio Eslava visitó Sanlúcar durante muchos Domingos de Ramos para presenciar la procesión de su Cristo de la Oración en el Huerto -que procesionaba hasta 1979 con la antigua Virgen de Gracia y Esperanza, también de Eslava-.

Muchas de sus obras se basaron en rostros humanos del entorno del autor, y al parecer, la cara del Señor de San Diego tiene mucho parecido con el propio rostro de Eslava en su juventud. Incluso la impronta de la Oración en el Huerto la podemos encontrar en algunas de sus dolorosas.

Tres ejemplos claros son la Virgen de los Dolores de la sevillana Hermandad de Santa Cruz, la Virgen de las Penas y Lágrimas de la jerezana Hermandad de Santa Marta y la Virgen de los Dolores y Misericordia de la sevillana Hermandad de Jesús Despojado. Salvando las muchas distancias y prestándole el máximo respeto a las dolorosas, es fácil ver el parecido entre estas tres dolorosas y nuestro Señor del Huerto imaginándonos cómo serían estas imágenes si tuvieran una espesa barba.

Pero el parecido entre la Oración en el Huerto y la dolorosa de Jesús Despojado de Sevilla va un poco más allá. Aunque lo hizo únicamente dos años, la Virgen de los Dolores y Misericordias comenzó a procesionar a partir de 1979, dieciocho años después de ser bendecida y tras décadas convulsas en la joven hermandad, siendo acompañada por un San Juan Evangelista de Eslava bendecido en 1971. Curiosamente la imagen del discípulo amado es prácticamente igual al ángel confortador del misterio del Huerto de Sanlúcar, también de Antonio Eslava.

No obstante, en 1981 este San Juan es sustituido por otro de Juan Ventura -imaginero que tiene en Sanlúcar las imágenes del Señor del Soberano Poder, la Virgen de Guadalupe, su San Juan y la Virgen de la Jara, todas del Pusillus Grex, y las imágenes de Jesús Resucitado y Santa María Magdalena del Resucitado-. Actualmente este sevillano San Juan Evangelista de Antonio Eslava procesiona en el misterio la Misión de Sevilla, una cofradía de vísperas del barrio de Heliópolis.

De todas formas, y aunque ya no lo sea tanto, el parecido entre el Cristo de la Oración en el Huerto y la Virgen de Dolores y Misericordia sigue siendo indiscutible.