jueves, 29 de enero de 2015

Cincho y Chasca se despide

Casi cuatro años después de que comencemos nuestra andadura, Cincho y Chasca se despide. Como la vida misma, estar en el mundo digital también tiene su comienzo y su fin, y creemos que ya ha llegado el nuestro.

Para ser honestos con ustedes, como siempre lo hemos querido ser, les damos las razones de esta difícil pero meditada decisión:

- El tiempo que hay que dedicarle: es mucho el tiempo necesario para hacer un portal medianamente decente y digno de nuestra Semana Santa. El mundo de las cofradías y procesional de Sanlúcar de Barrameda es más amplio y complejo de lo que pudiera pensarse en un principio, con viva actualidad presente prácticamente durante todos los días del año. Y no siempre se tiene tiempo para ello.

- Obligación más que devoción: la ilusión que se tenía al principio no es la misma que se tiene ahora. El estar pendiente durante tanto tiempo de Cincho y Chasca "quema", y al final, se termina escribiendo más por obligación que por devoción. Y como esto es un hobbie, con lo que no ganamos nada, cuando se pierde la ilusión...

- Críticas: también quema. Nunca pretendimos colgarnos medallitas ni buscar reconocimiento ni felicitaciones de nadie, aunque también bien es verdad que muchas veces las hemos recibido, cosa que agradecemos profundamente. Pero es obvio que tampoco nos gusta las críticas destructivas, esas del "críticar por criticar" al que hace algo. Con todo el debido respeto, desgraciadamente hay cofrades en Sanlúcar que ven sencillamente mal que se hable de las actividades o rumores de sus hermandades. Y aunque es cierto que en estas hermandades hay un ingente trabajo detrás, si se les trata desde el máximo respeto, la educación y contrastando la información, ¿qué problema hay?

Hacer Cincho y Chasca ha supuesto muchas pero que muchas horas de esfuerzo, y los fallos son, naturalmente, constantes."El único hombre que no se equivoca es el que no hace nada"...


Fue el 25 de marzo de 2011 cuando comenzamos nuestra andadura, dando lo mejor de nosotros hasta el final. Desde entonces, hemos recibido casi 250.000 visitas, traducidas en más de 770.000 páginas vistas, con 2463 publicaciones.  Han sido cuatro años apasionantes e intensos. Cuatro años en lo que hemos aprendido cómo trabajan las hermandades, de su actualidad, incluso de lo que se cuece dentro de ellas, y vivir lo que en principio es una semana todo un año. Cuatro años en lo que hemos dado grandes noticias (pecaríamos si intentáramos resumirlas), aunque también malas. Cuatro años que nos ha permitido conocer también a grandes personas, ahora amigos. Y cuatro años también equivocándonos y metiendo la pata. Pero cuatro años en el que, honestamente, y para bien o para mal, nos habíamos convertido en el portal cofrade de referencia de Sanlúcar de Barrameda.

Somos conscientes de que para muchos cofrades dejamos huella, aunque sea pequeñita, algo similar como cuando dejó de funcionar la mítica web "Sanlúcar Pasión", o recientemente "Sanlúcar Cofradiera" o "Semana Santa Sanlúcar". Pero ahora toca ver "los pasos desde la acera". Afortunadamente, le pasamos el testigo a otro, pues actualmente, y con Gólgota21, la información cofrade sanluqueña está más que garantizada para fortuna de nuestra Semana Santa.

Muchas gracias, desde lo más profundo de nuestro corazón, a todos los que nos han seguido a lo largo de estos cuatro años, y a todas las hermandades y agrupaciones parroquiales, Consejo Local de Hermandades y Cofradías, bandas de músicas y demás entidades cofrades por habernos facilitado el trabajo informándonos de la actualidad.

Esperamos que hayan aprendido más de nuestra Semana Santa, de nuestras hermandades y del mundo cofrade en general como lo hemos hecho nosotros, aunque sea un poquito, y que se hayan dado por informado de lo que ha acontecido en el mundo cofrade sanluqueño, porque con eso estaremos más que satisfechos de nuestro cometido, y habremos puesto un granito de arena por intentar engrandecer la Semana Santa sanluqueña.


Con el cincho en el hombro y la chasca en la mano, simplemente les decimos hasta siempre.

Cincho y Chasca